Accesibilidad
Accesibilidad

El turismo accesible centra sus esfuerzos en permitir que personas con discapacidades puedan funcionar de manera independiente, gracias a productos, servicios y entornos de turismo diseñados de manera universal para ellos.

Un DTI debe facilitar el acceso a todos los ciudadanos, utilizando para ello todos los medios necesarios.
Así, la accesibilidad se puede entender como la eliminación de obstáculos y barreras que aseguren el acceso universal de todos los ciudadanos al entorno, al transporte, a las instalaciones y a los servicios turísticos. Se toma como base el principio de que el turismo es un derecho social fundamental para todos, que se traduce en la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la integración social de un importante segmento de población: discapacitados temporales (como las mujeres embarazadas), discapacitados permanentes (motrices, sensoriales o intelectuales), personas mayores, familias con niños, etc. Por eso la accesibilidad no solo es necesaria para las personas con discapacidad, sino también para las personas mayores, familias con niños pequeños, personas con enfermedades temporales o crónicas. Como subraya la OMT, es una necesidad de todos, pero de la que solo somos conscientes cuando aparecen barreras.

El DTI debe trabajar la accesibilidad desde una perspectiva integral, impulsando la creación de entornos accesibles, según dos enfoques: la accesibilidad física y la accesibilidad digital. 

La accesibilidad física:

Es la propia del entorno urbano (existencia de plazas de estacionamiento para minusválidos, correcta señalización, mobiliario adaptado, aceras anchas, plazas y jardines accesibles, etc.), de los museos y centros de interpretación (accesibilidad exterior e interior, señalización), de las playas, de la oferta de alojamiento y restauración (habitaciones 100% accesibles, correcta señalización y promoción, menús adaptados), de la oferta de servicios y complementaria (señalización, información accesible, accesibilidad exterior e interior), de las actividades turísticas (accesibilidad de los centros culturales, accesibilidad de la información), de los servicios de información turística (oficinas de turismo accesibles, con material promocional off-line accesible, vitrinas y expositores adaptados) y de los medios de transporte (información accesible, plazas adaptadas para discapacitados, recorridos accesibles, etc.). Este tipo de accesibilidad se dirige por tanto a las edificaciones, el urbanismo, los medios de transporte y el material promocional off-line. 

La accesibilidad digital:

Su objetivo fundamental es lograr la accesibilidad de componentes digitales del DTI, como las web de destino y el material promocional on-line disponible.