Asado
El asado

Para los uruguayos el asado no solo cumple una función alimentaria, sino que además cumple una función social.

“Juntarnos a comer un asadito” es para nosotros una propuesta de reencuentro y de amistad.

En general, elegimos el asado cuando la familia o los amigos se juntan, cuando hay algo para festejar o los domingos.

El asado conlleva un ritual, se hace una picada y al mismo tiempo el asador enciende el fuego, comienza a preparar la carne y siempre hay alguien que pide “un aplauso para el asador”.

Por este motivo es muy común que cada casa tenga su parrillero, y siempre pero siempre te vas a encontrar con algún restaurante que tenga una gran parrilla con una diversidad de opciones para degustar.